Gigante de Cristal

Gigante de Cristal

En los 70 años de la NBA hemos visto toda una constelación de estrellas que han hecho grande este deporte. Entre los aficionados siempre se idolatra un verdadero Gigante que ha podido cortar el aliento de los espectadores con sus jugadas. Muchas de estas estrellas han tenido prolíficas carreras, pero otros han visto truncado su sueño de hacerse un nombre en el firmamento del baloncesto debido a las lesiones . En este artículo analizaremos un caso emblemático de esta estrella en potencia que, pese a su talento y destrezas, tuvo que retirarse prematuramente por fragilidades ocultas.

Subir la Colina

Un jugador que pudo haber estado entre la Cúspide de los máximos exponentes de este deporte, es Grant Hill. Este extraordinario jugador llegó a ser considerado como el primer sucesor de Michael Jordan como máxima estrella del baloncesto estadounidense. Grant estaba llamado a liderar a los Detroit Pistons nuevamente a un campeonato, había logrado por primera vez desde Larry Bird promediar  Veinte Puntos por partido en una temporada. Todos los vientos soplaban a su favor para ir tejiendo temporada tras temporada una historia personal y de conjunto prolífica.

Pero a pesar que Hill lucía blindado en su juego y en sus condiciones, cual Aquiles encontró su punto débil en los tobillos. En el año 2000 sufre su primera lesión, lo que le aparta momentáneamente de los primeros juegos de la ronda de playoffs, no obstante su regreso, los Pistons no pudieron vencer a su rival de turno, los Miami Heat.

Grant Hill había sido pilar fundamental en la medalla de oro alcanzada por el Gigante equipo del Dream Team en las Olimpiadas Atlanta 96, pero debido a esta lesión, se pierde las olimpiadas de Sydney 2000. Tras una cuarta temporada sin mayores logros con la Camiseta Detroit Pistons, decide irse a otro conjunto con mayores posibilidades, y se coloca la Camiseta Orlando Magic.

Vive o Muere….Haz tu Elección

25 Apr 2000:  Grant Hill #33 of the Detroit Pistons lays on the ground at the sidelines during the NBA Eastern Conference Playoffs Round One Game against the Miami Heat at the American Airlines Arena in Miami, Florida. The Heat defeated the Pistons 84-82.   Mandatory Credit: Eliot J. Schechter  /Allsport

Recuerdan la serie de películas de horror SAW? específicamente la primera, donde le obligan a un tipo a cortarse el pie para poder salir con vida del claustro donde se encontraba…bueno, a Grant Hill le pasó algo similar, solo que no tuvo que experimentar el dolor en vivo. Resulta que tras su primera temporada con el Orlando Magic, donde solo pudo participar en 47 partidos, y donde se evidenció que sus tobillos eran tan frágiles como una copa de cristal, este talentoso jugador tuvo que ir al quirófano para someterse a cirugía.

La operación no era nada de rutina, puesto que los doctores debían colocar los talones de Grant en línea con sus tobillos, para que sus pisadas no causaran molestias. Para lograr esto, los médicos debían literalmente ROMPER el tobillo y luego reconstruirlo para lograr la alineación ideal. El procedimiento tuvo lugar, pero las cosas se complicaron a causa de una infección en la región intervenida. Los escalofríos y fiebre excesiva no dejaban tranquilo al jugador, por lo que tuvo que ser internado y sometido a una nueva operación.

Los tratamientos post operatorios y la fase de recuperación se extendieron a más de un año. Grant Hill barajó en su mente innumerables veces la idea de retirarse de la NBA, sin embargo el baloncesto era su razón de vivir, y tuvo las agallas de resistir todas las críticas y pronósticos adversos para así volver a jugar.

Tras su retorno a los tabloncillos, Hill sorprendió a propios y extraños con una temporada donde su average de puntos alcanzó los 19.7 por juego, además de presentarse como uno de los capitanes de Orlando. A pesar de ese ímpetu, Orlando tampoco logró trascender, y la magia de Hill terminaría esfumándose.

Grant Hill pudo haber hecho y logrado muchísimo más en su carrera en la NBA. Una victoria que sí logró y que le coloca en un escalafón importante en las estadísticas históricas de la liga es la hazaña de alcanzar Mil partidos disputados, esto en la temporada 2012 vistiendo la Camiseta Phoenix Suns. Sin duda que los fans quedan con el sabor amargo de lo que pudo ser y no fue, pero nadie puede negar el espíritu batallador y la pasión de este Gigante del Basket.

grant hill homenaje

Hasta el próximo blog.

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *